Ante todo, es bueno saber algo de la historia de los nudos ciegos.

Los nudos son una especialidad de los marineros, desde la época de los piratas, ataban las velas, la carga, los prisioneros, etc.

La iglesia cuando creó el vínculo del matrimonio, al decir “lo que Dios atare en el cielo no lo desatare el hombre en la tierra”, confirmó su existencia, de ello se desprende el nudo que se arma cuando se trata de dar trámite a la separación de parejas, lograr el divorcio y obtener los derechos sobre los hijos.

Entonces veamos:

Significado de nudo: Lazo muy apretado y difícil de desatar.

Significado de ciego: Privado de la vista.

Y la pregunta obligada es:

¿Si es ciego para que quiere un nudo?

Y como curiosidad sabemos que knot en inglés significa nudo y se pronuncia NOT, la ka es muda o sea que el nudo a más de ser ciego es mudo, aunque antiguamente sí se pronunciaba, así que la mudez es progresiva en el nudo por ello tal parecido en mudo y nudo.

Y una cosa lleva a la otra, la escritura de los ciegos, el Braille, se identifica fácilmente al tocar, igual sucede con el nudo ciego, cuando bajamos la mano hasta el cordón del calzado y vamos a soltarlo, si hay un nudo lo detectamos sin lugar a dudas con el solo tacto y decimos tiernamente ¡hYW¶Ï¶Äv oh! un nudo ciego.

Una leyenda griega se refiere al nudo Gordiano nombre dado a un nudo usado por Gordius para asegurar el buey a su carreta. Este pobre hombre con su esposa llegó a la plaza pública en donde fue sorprendido con la historia de que un oráculo había informado al pueblo que su futuro rey vendría guiando una carreta lo que lo convirtió en rey. Agradecido Gordius dedico su carreta al Dios Zeus, atándolo con un nudo particular. Un oráculo vaticinó que quien soltara tal nudo manejaría todo Asia. De acuerdo a otra leyenda posterior Alejandro el Grande cortó el nudo con su espada, así que cortar el nudo Gordiano significó resolver un problema difícil, y difícil es soltar un nudo ciego en el cordón de un zapato, sobre todo si en ese momento suena el teléfono, llaman a la puerta, el perro ladra y está cayendo un aguacero tremendo, siendo ya el extremo de lo difícil si tratamos de encontrar una espada para cortarlo.